Salud energética
Tratamiento para enfermedades crónicas del sistema respiratorio. ¡Volvé a respirar!

Reiki se ha convertido en un compañero infaltable de nuestras rutinas de bienestar y sabemos lo importante que es para vos, profundizar en prácticas de armonía y salud natural. Hoy te compartimos una serie de posturas que trabajan reduciendo las afecciones permanentes del sistema respiratorio, aliviando la zona nasal, la frente y la garganta.

  1. Habilitá tu canal de energía Reiki como lo hacés normalmente y sintonizá con la fuerza vital.
  2. Establecé la intención de trabajar sobre tus vías respiratorias, comprendiendo que están relacionadas con lo que nos permitimos inhalar de la vida.

Postura #1

Posicioná tus manos a los costados de la nariz, una a cada lado, apoyando la palma sobre tus pómulos. Los dedos están ligeramente juntos y se relajan sobre tus ojos, descansando las puntas sobre tus cejas.

Tomá energía, sentí su trabajo, su tibieza aliviando tu respiración.

Postura #2

Manteniendo la misma postura, desplazá tus manos hacia los costados, apoyándolas, ahora, sobre los laterales de tu cara. Una a cada lado, asentando el envío y la recepción de energía. Las puntas de tus dedos apoyan, en este caso, en la zona de la sien.

Vitalizá tus centros respiratorios facilitando el circuito del aire.

Postura #3

Asentá cada una de tus manos, al costado de tu cabeza, logrando que los dedos lleguen a tocar la coronilla, envolviéndote con tus manos. Tené en cuenta que una respiración defectuosa, muchas veces, nos provoca dolor y tensión en la zona de la cabeza y la frente y esta postura sirve para aliviarlo.

En esta postura, en particular, como estás trabajando la zona coronilla que es el chakra que conecta con la energía superior que ingresa a nuestro cuerpo, establecé tu intención de recibir y vibrar  energía limpia y saludable.

Reiki a tu mente
Reiki a tu cuerpo
Reiki a tu espíritu.

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá