Dicen que es uno de los secretos mejor guardados de la medicina natural. Ayuda a limpiar y regenerar el organismo por dentro y por fuera. La receta.

 

Como todos los alimentos vivos, sus grandes beneficios pueden potenciar nuestra calidad de vida. Sus beneficios:

  • Mejora algunos de los problemas intestinales como la constipación, la inflamación, los gases, el dolor abdominal y los trastornos de digestión lenta.
  •  Tiene propiedades diuréticas y ayuda a aliviar problemas de retención de líquidos.
  • Refuerza el sistema inmunológico. Su consumo regular ayuda a prevenir infecciones y virus.
  • Podría resultar beneficioso para controlar el nivel de azúcares en sangre, un hecho importante para las personas que sufren diabetes tipo 2.
  • Además, se utiliza tradicionalmente contra la tos, para destapar la nariz o desinflamar las encías.

Además, tiene propiedades que contribuyen a la belleza del cuerpo.

  • Un viejo remedio de la abuela, indica el uso de vinagre de manzana diluido en agua para eliminar el mal olor de los pies. Basta con sumergirlos durante 20 minutos y quedará solucionado.
  • Otra opción es aplicar un poco del líquido con un algodón antes de dormir. Combatirá malos olores y además elimina hongos.
  • Además se utiliza para infecciones en la piel y las uñas, y para regular el PH del cuero cabelludo y tratar la caspa.
  • La cosmética natural lo recomienda como tónico facial anti acné.

El vinagre tiene otros usos más allá de la salud. Desde hace muchos año se utiliza para limpieza o  conservar alimentos.

La nutricionista Rocío Runca enseñó en Clarín una de las maneras de preparar vinagre de manzana fermentado.

 

¿Qué necesitás?

  • 3  manzanas maduras e idealmente agroecológicas u orgánicas.
  • 1 vaso de agua potable filtrada o mineral. Es indispensable que no tenga cloro para evitar que mate a las bacterias necesarias para el proceso de fermentación.
  • 1 cucharada sopera de azúcar mascabo, para alimentar a las bacterias y estimular la fermentación.
  • 1 frasco grande de vidrio
  • 1 bolsa para leches vegetales
  • 1 bandita elástica

Preparación

  1. Colcá las manzanas cortadas, lavadas y peladas en el frasco, cubiertas de agua y azúcar mascabo.
  2. Mezclá hasta que quede disuelto el azúcar. Colocá el tul y sujetalo con la bandita elástica.
  3. Durante 3 semanas, la preparación deberá reposar en un lugar oscuro y será fundamental chequear que no crezca moho en el agua.
  4. Colá el líquido y colocarlo en una botella oscura, donde reposará por otras tres semanas más.
  5. Una vez listo, conservá el vinagre en un lugar oscuro de la heladera.

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá