Las pieles más secas también pueden beneficiarse de la planta Cucumis sativus con una mascarilla natural. Una de sus mejores cualidades es la capacidad de hidratación de la piel. Cuando se combina con la miel, este beneficio se multiplica. Adicionalmente, en función de la sequedad del cutis, puedes añadir otros compuestos como el aceite de oliva, aloe vera o aceite de argán. Así aprovechás las vitaminas C y E de los extractos oleosos, tan importantes para evitar el estrés celular y su consecuente senescencia.

INGREDIENTES PARA FABRICAR TU PROPIA MASCARILLA

  • Medio pepino
  • Dos cucharadas de tu aceite favorito
  • Miel: cucharada sopera
  • Otros ingredientes: medio yogur natural, aloe vera…
  • Dos gotas de un aceite esencial para darle personalidad a la mascarilla

PREPARACIÓN

  1. Poner todos los ingredientes elegidos en la batidora
  2. Batir bien hasta que se forme una masa homogénea
  3. Para darle suavidad podés colarla
  4. Aplicar durante 25-35 minutos en todo el rostro, sin tocar el contorno de ojos
  5. Retirar la mascarilla de pepino y miel con agua abundante

Llevando a cabo este tratamiento, el resultado es: menos arrugas, mayor suavidad del cutis y nutrición del rostro.

 

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá