Muchas veces, nos complicamos intentando elaborar recetas y pócimas mágicas para depurar nuestros espacios y su energía y olvidamos que el Universo nos ofrece, cada nueva mañana, la oportunidad de hacerlo naturalmente a través del Sol:

Donde hay sol hay vida: Así como la luz solar le provee salud a nuestro cuerpo, vitaminas y hasta fortalece nuestro estado de ánimo, del mismo modo, purifica y aviva las energías de nuestros espacios. Un hogar sin luz natural, siempre se siente un tanto ofuscado y hasta puede provocarnos cierta melancolía. Siempre que puedas, elegí ambientes y oficinas con buena entrada de luz solar y ventilación, porque ayuda a desbloquear y a mantener la energía en estado saludable.

Sincronizarnos con la naturaleza: Otra manera de utilizar la energía solar como benefactora y purificadora es aprendiendo a sincronizarnos con los ciclos de la naturaleza. Entonces, lo más simple y realmente efectivo es alinear nuestros ritmos a los de la Tierra. Una forma, por ejemplo, es levantándonos temprano y dedicar un momento a respirar o meditar acompañando la salida del sol. ¿Sabías que, energéticamente, este es el momento del día con mejor vibración?

Claves para lograrlo:
• Abrir y ventilar, diariamente, nuestros ambientes.
• Si vamos a construir desde cero, tener en cuenta la ubicación del terreno con respecto a la llegada y puesta del sol.
• Incluir la tonalidad amarilla y naranja en nuestra decó.
• Meditar en las mañanas para sincronizarnos
• Practicar Saludo al Sol

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá