GEOMETRÍA SAGRADA
Este símbolo mágico puede ayudarnos a revertir cualquier proceso desarmonico de enfermedad o desequilibrio.

La flor de la vida es un símbolo de la geometría sagrada, que representa la conexión de la vida y del espíritu dentro del universo. Se lo considera sagrado por contener toda la información de todo lo existente y ser creadora de una matriz energética.

La figura está compuesta por 19 círculos solapados, que configuran flores de 6 pétalos equidistantes y cuyos extremos se separan por 60º. El centro de cada círculo se encuentra en la circunferencia de los seis círculos que lo rodean, generando un patrón muy similar al de las flores.

shutterstock_440475565

La imagen de la Flor de la Vida contiene todas las formas geométricas básicas y los 5 sólidos platónicos. Para Platón cada uno de los poliedros (cubo, tetraedro, octaedro, dodecaedro e icosaedro) correspondía a una de las partículas que conforman cada uno de los elementos (tierra, fuego, aire, agua y éter).

Como describe WeMystic, por estas características, se cree que “la Flor de la Vida es un patrón de creación de las formas de vida, la fuente de la vida en el Universo, la conexión del tejido energético vital de todos los seres y los archivos akáshicos“.

Su origen es realmente un misterio, al ser un patrón de origen de la naturaleza y no artificial. A lo largo de la historia, la Flor de la Vida fue encontrada en diversos lugares, distantes y disimiles en su cultura como México, Egipto, Turquía, Israel, España, Escocia, Austria, China e India. El registro más antiguo se descubrió tallado en una pared del templo de Osiris, Abydos, en Egipto, y data de hace más de seis mil años.

Además, de encontrar su diseño en decoración de edificios religiosos u antiguos ornamentos, este símbolo arquetípico también es tomado por la astrología, la psicología, la metafísica y la biología, por su similitud con la división celular embrionaria.

Cómo utilizarla

Se cree que la Flor de la Vida es capaz de ayudar a revertir cualquier proceso desarmonico, como una enfermedad o desequilibrio.

 

En meditaciones, fomenta la concentración, activa las energías positivas, brinda equilibrio y tranquilidad y nos orienta al agradecimiento y voluntad.

Observar de la imagen durante respiraciones profundas, funciona como una rápida limpieza del campo energético o aura, según WeMystic. Debe realizarse por cortos períodos de tiempo, sin descuidar la respiración, dado que la intensa energía que emana la Flor de la Vida, puede generar migrañas, advierte el portal.

Si queremos usarla como remedio curativo, una forma es colocarla junto a una botella de agua intencionada. “Los patrones vibratorios se trasmiten al agua, que los recoge, los almacena y los vuelve a irradiar. Nuestros cuerpos energéticos pueden reaccionar rápidamente a estas informaciones, y entrar en resonancia con ellas, reorganizándose positivamente”, aconseja Inspiración Sana.

Por otro lado, al ubicar la imagen en nuestro hogar es una forma de decretar nuestra conexión la la abundancia, prosperidad, amor incondicional, perfecta salud, verdad y armonía.

 

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá