YOGA EXPRESS Y CASERO
Para los días en los que no llegás a ir al gimnasio o tenés que quedarte en casa con los chicos, la posibilidad de practicar estas posturas es una gran opción.

A todo el mundo le pasa que suele tener poco tiempo para entrenar, ir al gimnasio, a yoga o hasta a dar unas vueltas al parque (salvo que tengamos la suerte de poder pasear al perro tranquilos).

Lo bueno es que la versatilidad del yoga permite que puedas practicarlo donde quieras, mientras tengas una colchoneta o alfombra para no lastimarte. Acá, te mostramos algunas de las posturas que podrías realizar sin ningún problema ¡en el living de tu casa!

La cobra

Según un artículo de Marie Claire, la manera correcta de realizar esta posición es colocándote boca abajo sobre el suelo, con las piernas juntas y estiradas y los brazos doblados, con las manos apoyadas en el piso a la altura de los hombros. Levantá el torso del suelo manteniendo las piernas pegadas al suelo y sujetándote con los brazos, bajando los hombros y elevando la barbilla de manera que mires ligeramente hacia arriba.

Mantené esta postura durante 30 segundos, descansá tumbada boca abajo y volvé a hacerla 30 segundos más. Con la cobra podemos trabajar la parte superior de la columna, ya que ayuda a mejorar los músculos espinales, estimula los órganos internos, amplía la expansión torácica y beneficia la zona lumbar.

shutterstock_515885956

Anjaneyasana

La también denominada postura de la luna creciente ayuda a fortalecer los tobillos y las piernas, además de regular el sistema digestivo. A pesar de ser muy beneficiosa para la salud, si sufrís problemas de corazón, es preferible que no la hagas, como recomienda un artículo del sitio especializado Sport Adictos.

Para hacerla, comenzá sentándote sobre tus talones y elevá la pierna izquierda, apoyando la planta del pie firmemente en el suelo. Llevá el tronco hacia adelante estirando la pierna derecha y apoyá tus manos sobre la pierna doblada.

Relajá los hombros y los brazos y llevalos por detrás de tu cabeza, arqueando la espalda y trasladando la mirada hacia el cielo. Uní las palmas de tus manos e inspirá aguantando la respiración durante 10 segundos. Después, respirá normalmente y repetí la posición con las piernas invertidas.

El bebé

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá