RECETA Y BENEFICIOS

Hace tiempo que las leches vegetales vienen ganado terreno tanto en las heladeras hogareñas como en las cartas de los restaurantes. Representan una opción más saludable que las leches animales y son una buena alternativa para los intolerantes a la lactosa.

Aunque la opción de almendras, cajú o coco son las más populares, hay muchas más semillas o frutos que pueden convertirse en una riquísima leche vegetal. El alpiste es uno de ellos.

“Desde el punto de vista nutricional para mí la mejor leche es la de alpiste. Es ideal para frenar la diabetes, tiene todos los aminoácidos esenciales para formar una proteína completa y quema grasas”, explica el chef Pablo Martín a Clarín.

Además, diversos estudios aseguran que ayuda a retrasar el envejecimiento gracias a  sus enzimas y antioxidantes. Acelera el metabolismo y contribuye a mejorar la digestión. Debido sus propiedades diuréticas beneficia a los riñones y evita infecciones en la zona. Sus proteínas vegetales ayudan a quemar la grasa y previene la obesidad y la celulitis, según la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Receta

  1. Durante una noche, colocá en remojo 8 cucharadas soperas de alpiste para consumo humano, previamente lavadas con vinagre de alcohol.
  2. Colá y enjuagá el alpiste. Añadile 1 litro de agua hervida.
  3. Una vez fría, licuá las semillas por unos minutos, y luego licuá con bolsa o colador metálico.
  4. Conservá la leche el la heladera y consumila dentro de los 2-3 días.
  5. Se recomienda beber dos vasos pequeños al día en ayunas y después de comer. De acuerdo con OK Diario, no se debe añadir azúcar o fruta ya que sus ácidos destruirán las enzimas del alpiste.

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá