SANACIÓN
Es una terapia basada en el psicoanálisis y en la relajación dinámica, que abre y reordena la memoria, ayudándonos a destrabar posibles bloqueos.

A través de la simbología de los sueños y su interpretación, la técnica de Ensueño Dirigido es capaz de desencadenar procesos de transformación poderosa.

El objetivo es transportar a la persona, en pleno estado de relajación, hacia un mundo fantástico y analizar esas imágenes como si fuesen sueños nocturnos.

Su propio creador, Georges Romey, considera que “los ensueños, bajo su apariencia fantasiosa, funcionan como proyectores dirigidos a la personalidad profunda, los comportamientos, los deseos inconscientes”. Y por ello,  los sueños son capaces de liberar los bloqueos que atan la mente o nos llevan a situaciones repetitivas en la vida.

El mundo simbólico y la imaginación del paciente construyen un cuento sanador, con el que se trabajará a lo largo de las sesiones y que que irá cambiando antiguos ordenes y leyes que condicionan al consultante inconscientemente.

Fases del Ensueño Dirigido

  1. Recibimiento: el consultante expresa sus preocupaciones e intenta definir su problema.
  2. Sueño: la persona se acuesta con los ojos cerrados en total estado de relajación para poder escuchar su cuerpo. Esto produce una baja en el metabolismo y en los ritmos cardíaco y respiratorio. El cerebro entonces podrá emitir ondas alfa que facilitan la aparición de imágenes y el interior humano, en estado de consciencia, desarrollará un relato sin censura.
  3. Interpretación: el sueño emplea un lenguaje evocador y simbólico, y el rol del terapeuta será facilitar esa decodificación, ayudar a la persona a encontrar y entender el símbolo dominante, el tema principal.

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá