El tomate tiene propiedades que estimulan la producción de colágeno, que es indispensable para mantener la piel firme, retrasar el envejecimiento y controlar el acné. Probá este sencillo tratamiento fácil y lográ un rostro suave y reafirmante.

 

¿Qué necesitás?

  • 2 tomates,
  • 2 cuacharadas de azúcar
  • 1 una de jugo de limón

 

Preparación y aplicación

  1. Pelá los los tomates y licualos.
  2. Agregale el jugo de limón y el azúcar y mezclá hasta obtener una pasta.
  3. Con el rostro limpio, aplicala por 20 minutos. ¡Ojo! Si te pasás de tiempo puede irritarse tu piel.
  4. Para retirar, enjuagá con agua fría y repetí 3 veces por semana para ver mejores resultados.

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá