Con pequeños gestos, podemos lograr grandes cambios a nuestro alrededor. Y como sabemos que el entorno es muy importante a la hora de sentirnos en armonía y con entusiasmo, hoy queremos compartirte algunas claves simples que ayudan a mejorar tu energía en el trabajo.

No importa dónde estés, ese lugar también puede verse más hermoso: Aunque no tengas mucho presupuesto o mucho poder de decisión dentro de la oficina, pensá, usá tu imaginación y tu creatividad para ver de qué manera podrías mejorar el espacio de trabajo. ¿Qué sentís que le hace falta, podrías embellecer, aunque sea, tu sector?

Luz, luz, Luz: Siempre que puedas, utilizá luz natural para iluminar tu espacio de trabajo. No solo recibirás la vitalidad del sol sino que, además, provoca un clima de mucha mayor calidez a tu alrededor. La luz adecuada no es un accesorio o un detalle menor. Tengámoslo en cuenta.

Poné de vos: Algún objeto, una música particular, una taza con tu diseño favorito, algo, lo que sea, que te represente y te sirva para amigarte con el espacio, para sentir que te representa y te aporta afinidad.

Verde restaurador: Nada más bello y más positivo que sumar plantas y flores a nuestro lugar de trabajo que, seguramente, es en donde estamos la mayor parte del día. Además de sus propiedades naturales, tengamos en cuenta que el tono verde se asocia al equilibrio y a la serenidad. Dos cualidades indispensables para trabajar a gusto.

Y ¿A vos? ¿Te gusta tu lugar de trabajo? ¿Qué sentís que tendrías que cambiar para embellecerlo?

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá