Signos
Hace algunos días el sol cambió de signo y tenemos la oportunidad de alinearnos con una nueva energía.

Según la Astrología, entramos en el último signo del zodiaco, porque para ella, el año termina en Pisicis y comienza en Aries. Entonces, estamos atravesando un fin de ciclo, un cambio en nuestra historia, un final que alumbra un nuevo comienzo.

Desde algunos días, el sol cambió a Piscis y la energía vital que vibra es profundamente emocional, asociada al elemento agua que nos contacta con el mundo interno y el mundo sentimental. Las relaciones que comienzan con nosotros mismos y, más adelante, se proyectan hacia los demás, son las que más necesitamos trabajar en este momento.

Hasta finales de marzo, entonces, tenemos la oportunidad de:

Aceptar que hay algo en nuestra vida que estás terminando y así debe ser para nuestro mayor bien. Soltar con amor, con gratitud y aceptación. Dejarnos libres para unirnos verdaderamente, desde una mejor consciencia.

Sentir y comprender, desde la intuición, desde la sabiduría que habita por dentro, con qué queremos  alinearnos, con qué queremos colaborar, encontrando la manera de hermanarnos con aquello que nos hace más amplios de corazón, más alto de sabiduría, más silenciosos de ego. Evaluá tus últimos hábitos, tus creencias, tus decisiones ¿Estás ene quipo con lo que te inspira o trabajás en tu contra?

Soñá en grande con detalles, con aromas, con colores, con sonidos tu proyecto. Visualizalo con todo tu cuerpo, para que cuando Aries llegue, puedas trabajarlo con la mente y la acción alineadas en una misma dirección.

 

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá