Siempre hacemos foco en la importancia de alinearnos a las energías del momento. Aquellas que están activas en el presente, a través de la Tierra (Por ejemplo, con las estaciones y los ciclos del año) o a través del Cielo (Los astros que tanto nos influyen). Entonces, hoy aprovechando la hermosa presencia de la Virgen María durante todo el mes de Diciembre, te invitamos a alinearte con ella, por medio de una meditación sencilla,  para honrar tu sagrada energía femenina.

Te invito a que te ubiques en una postura realmente cómoda en la cual puedas aquietarte y enderezar tu cuerpo, manteniendo activa tu espalda, para favorecer la circulación de la energía a través de tus chakras (Centro energéticos de tu cuerpo).

Cuando hayas encontrado tu postura y te sientas preparada, puedes encender una vela blanca y rodearla o acompañarla de algunos fragmentos de Cristal de Cuarzo Rosa o también, puedes utilizar Piedra de la Luna (Aquí encontrarás sus propiedades: http://serpositivo.tv/?p=339)

Te sugiero llevar una de tus manos hacia tu corazón y otra hacia tu abdomen, precisamente, hacia la zona del útero. De esta manera vas a comenzar a conectarte con dos energías muy poderosas: Por un lado, con tu chakra del corazón y, por otro, con tu linaje femenino y tu fuente de creatividad.

Lo hacemos así porque la presencia de la Virgen María nos conecta con la vibración femenina, con nuestro don de ser creadoras, madres y mujeres.

Puedes comenzar tu meditación, visualizando una luz rosa en el centro de tu pecho y una luz naranja en la zona de tu abdomen. Ellas vibran en forma muy brillante y se expanden inundando todo tu cuerpo. Recuerda que el color rosa activa en nosotros la energía del amor incondicional, del perdón, de la maternidad, de la protección a través del contacto con el amor verdadero. El color naranja, en cambio, representa nuestra creatividad, nuestro linaje, nuestra vitalidad y nuestro misterio. Entonces, ten muy presente estas cualidades mientras visualizas tu energía y siéntela irradiar desde adentro de ti.

Agradece y honra la energía y la presencia de la Virgen María recordando que ella nos permite celebrar y honrar nuestra propia potencia femenina, nuestra intuición profunda, nuestra capacidad de conectarnos con el lenguaje no verbal y activar en nosotras la capacidad de embellecer todo a nuestro alrededor.

Meditar en ella es habilitar nuestro chakra cardíaco (Aquí podrás conocerlo un poquito más: http://serpositivo.tv/?p=314 ) y nos ayuda a mejorar los vínculos. Pero, además, nos conecta con la importancia de amarnos y aceptarnos a nosotras mismas tal cual somos. Nos permite dejar de querer cambiarnos y utilizar esa energía para agradecer lo que somos y lo que portamos, que no es poca cosa.

Entonces, dedica esta meditación a honrarte como mujer y como curadora, porque todas las mujeres tenemos la posibilidad de llevar sanación a nuestros entornos, a la tierra y a nosotras mismas. Dedícate este momento para agradecer tu camino y tu vida y aprovecha esta instancia para sanar la relación contigo misma y con los demás desde la comprensión y el amor verdadero.

Cuando así lo sientas, puedes agradecer este momento que tú misma has creado para bendecirte y alinearte y da por finalizada tu meditación.

Recuerda siempre que eres una transformadora, una maga, una creadora y una guerrera del corazón, pero sobre todo eres una gran Mujer.

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá