Cuando honrás lo que te hace bien y cuidás tu espacio personal, muchas instancias se alinean. Ser respetuoso con vos mismo, con lo que necesitás a cada momento, con los propósitos con los cuales te comprometiste para esta parte de tu camino, naturalmente irradia esta vibración hacia los demás y sin tensionar o friccionar demasiado, se acercan quienes son más afines a este momento tuyo y se alejan quienes ya no vibran como vos.

Quiero remarcar que muchas de esas relaciones que sentimos como tóxicas o demandantes en exceso, son en realidad un reflejo de que estamos siendo un poco diluidos y no estamos estableciendo límites saludables ni afirmando nuestro lugar. Cuidá lo que sos, lo que viniste a dar.

Destiná tu tiempo a estar con quien más amas, con quienes te nutren, te hacen reír y te acompañan honrando lo que ven en vos. Rodéate de lo que eleva tu energía, lo que eleva tus ganas, tu entusiasmo por descubrir, tu inspiración, tu magia.

Conservar tu energía es otra de las claves para mantenerte saludable. ¿Y cómo la conservás? Atendiendo un tema por vez, evitando dispersarte mentalmente y concentrándote en el ahora, en cada pequeño gesto que estás haciendo, tomando tu vida de los detalles maravillosos que pueden rodearte, en vez de hacer foco constante en aquello que no llega, que no sale, que no podemos tener.

Conservás tu energía, también, cuando con valor y sinceridad aprendes a decir “no” cuando así lo sentís y así lo necesitás y, sobre todo, cuando en vez de darle vueltas y vueltas al asunto, te ponés a trabajar. Un paso, luego otro, luego es mirar y descubrir cuánto has avanzado y con cuánta energía todavía contás en vos.

Practicá meditación, visualizá lo que buscás manifestar en tu vida concreta, elaborá intenciones y leélas en voz alta desde el Alma y hasta el Universo.

Cuando detinás un pequeño momento diario a respirar y dejar ir las tensiones, lo que te enferma por dentro, lo que te mantiene atado, descubrís que podés limpiar cada día un poquito más tu energía y llevarte a dormir una versión de vos más consciente y más atenta a mejorar tu vida cotidiana. Seguramente, que esta versión te muestre, por la mañana, un mejor amanecer.

 

Política de cancelación de servicio

Para cancelar envía BAJA o hacé click acá